Ernesto Samper: “Latinoamérica tiene que agregar valor, nivelar la cancha y construir ciudadanía”

Inicio/Ponentes 2019, Prensa, Resumen del día/Ernesto Samper: “Latinoamérica tiene que agregar valor, nivelar la cancha y construir ciudadanía”
Ernesto Samper
Ernesto Samper

  • El ex Presidente de Colombia destaca la necesidad de “integración” en una región que tiene que “mirar hacia dentro” para intensificar el comercio y la reindustralización.
  • Unos 200 jóvenes líderes de los cinco continentes debaten durante siete días en Santander sobre los retos de la gobernanza global, junto a personalidades nacionales e internacionales.

25 de septiembre de 2019. Santander, España

El ex Presidente de Colombia y de UNASUR, Ernesto Samper, afirmó hoy en Santander que el futuro de América Latina pasa por “agregar valor, nivelar la cancha y construir ciudadanía”, de modo que se incremente la productividad y el comercio interno de la región, se corrijan las desigualdades entre países y dentro de los países, y se favorezca la movilidad de las personas dentro del espacio latinoamericano. Samper resumió estas necesidades en el concepto de “integración compleja”, y comparó América Latina con Europa señalando irónicamente que, mientras esta se forma “con varias regiones que quieren construir una nación”, América Latina “son varias naciones que quieren construir una región”.

Para abandonar la economía “extractivista” basada en exportar materias primas o mano de obra barata, Samper propuso “crear encadenamientos productivos” que generen valor, y también “mirar hacia adentro” del propio espacio latinoamericano, cuyo comercio exterior solo en un 20% se produce entre los países de la región, mientras que en Europa el comercio intraeuropeo es de un 70%. El ex mandatario puso como ejemplo que una libra de café, convertida en 50 tazas en Santander, alcanza el valor final de 100 euros, pero de ellos el agricultor colombiano no llega a recibir ni 2 euros, por lo que la mayor parte del margen económico se sitúa en todas las actividades intermedias entre productor y consumidor.

Samper mostró su preocupación por los estudios que revelan que, después de unas décadas de reducción de pobreza extrema en toda la región, la reciente evolución económica ha puesto en riesgo de recaída a unos 10 millones de personas. Indicó que hay “tres mecanismos reproductores de la desigualdad y que deben corregirse: el desnivel entre educación pública y privada; la baja fiscalidad, basada más de impuestos indirectos que en renta y patrimonio; y el carácter “informal” de buena parte de las economías latinoamericanas, lo que supone menos ingresos y menos protección social. “Hay que nivelar ingresos y cerrar las brechas”, apuntó

Samper explicó a los jóvenes líderes mundiales asistentes al GYLF 2019 que América Latina se enfrenta a amenazas y desafíos muy serios que tienen una raíz global. Entre las primeras, “patologías globales” como las drogas, las armas, la corrupción y la inseguridad. Entre los segundos, retos como la consolidación de unos “Derechos Humanos del siglo XXI”, combatir el cambio climático (porque “estamos al borde de un colapso ambiental”, declaró, tras indicar que fueron sus nietos los que le llamaron la atención sobre la figura de Greta Thunberg); gestionar las nuevas tecnologías genéticas y el impacto de la inteligencia artificial sobre el mundo del trabajo, aunque los ordenadores “no podrán tener nunca conciencia de los valores, y por eso debemos incluir siempre una reflexión sobre los valores”.

En relación con la situación de Venezuela, Samper recordó que el vecino país colaboró con el proceso de paz en Colombia y que la superación de la crisis venezolana pasa por “el diálogo” y “el reconocimiento del otro”. El ex presidente dijo que en su país ya 12.000 combatientes han entregado sus armas y confió en que “el proceso de paz vaya adelante”, a pesar de cierta polarización reciente, intensificada “por la utlización política de las redes” sociales.

 

CORRAL (Scholas): DE LA MANO DEL PAPA FRANCISCO

“El futuro de la educación en el siglo XXI” ha sido la mesa redonda con la que se ha abierto la tercera jornada del Global Youth Leadership Forum 2019, en la que han intervenido José María del Corral, Presidente de la Fundación Scholas en el Vaticano; Juan Manuel Moreno, representante para la Educación del Banco Mundial en Oriente Medio y el Norte de África y Karla Mawcinitt, Presidenta de Fundación por Méjico.

Teniendo como eje principal la educación, el primero de los ponentes, José María del Corral, docente argentino, ha acercado a los asistentes el proyecto Scholas, el cual nace de la mano del actual Papa Francisco. A través de este proyecto “en el que se reúnen chicos y chicas de todas las religiones y de todos los países”, se busca “educar libre de prejuicios, creando con la educación una cultura del encuentro”. Según Corral “no se busca la uniformidad de la cultura, sino la armonía”. Resultado de este proyecto, Scholas se ha mejorado el compromiso escolar, la capacidad de control sobre el futuro de los chicos y se han aumentado las horas que los jóvenes dedican a actividades culturales. Scholas, que ha contado con experiencias de éxito en Madrid, Vigo y Tarragona, entre otros lugares de España, ha encontrado su hueco en 190 países de todo el mundo ya que, según afirma Corral, “el Papa está comprometido con cambiar el mundo”.

 

MORENO (Banco Mundial): “CRISIS DEL APRENDIZAJE, NO DE LA EDUCACIÓN”

Juan Manuel Moreno, representante en Educación del Banco Mundial Oriente Medio y el Norte de África, ha afirmado que “el gran problema de la Educación en el siglo S. XXI es que ya no tenemos una crisis de la educación, sino que nos enfrentamos a una crisis del aprendizaje”. Para Moreno “hay una brecha creciente entre los años de escolaridad y el aprendizaje real que se consigue”. Casi todos los niños del mundo tienen acceso a la escolaridad obligatoria, pero el aprendizaje neto no acaba de crecer, y el problema es, según Moreno, que “existe una crisis de aprendizaje”. “El 50% de los niños del mundo con 10 años de edad no pueden leer y entender un texto corto adecuado para su edad”, cifra que en el caso de países pobres sube al 78% y es del 11% en países ricos. “Hay pobreza de aprendizaje”, concluye el representante en Educación del Banco Mundial Oriente Medio y el Norte de África. “En el año 2019 puede que estemos en la primera generación peor educada que sus padres”, resumió.

 

MAWCINITT (Fundación por México): “PROPORCIONAR TRABAJO A LAS COMUNIDADES PARA ACABAR CON LA POBREZA”

Karla Mawcinitt, presidenta de la Fundación por México, presentó a los asistentes la labor de esta institución, cuyo objetivo es “apoyar a las comunidades con ayuda de las empresas y gobierno”. Desde la Fundación se trabaja con un modelo diseñado para cada comunidad de México, así como para cada empresa: “queremos formar a esas personas para que sean el perfil que necesita cada empresa”, para que estas personas se conviertan en trabajadores de las mismas “acercando la oferta a la demanda”. Este modelo es una interacción entre sociedad, gobierno y empresas, de ahí “que este modelo sea exportable”. 

Para Mawcinitt, “hay que proporcionar trabajo a las comunidades para acabar con la pobreza”, y para lograrlo es necesaria la educación en igualdad de oportunidades, por ello surge “Aula por México”, una iniciativa entre las comunidades, Gobierno y las empresas. “La educación es necesaria, pero debe ser obligatoria”, concluye la presidenta de la Fundación por México, que acabará este año ya con 12 aulas y aspira a crear 100 en todo el país y poder acreditar la cualificación profesional de 10.000 mexicanos, acabando con el ciclo de perpetuación de la pobreza por falta de formación adecuada.

Descargas

Ir a Arriba